Panama

En Panamá, el marco legal que rige la salud y seguridad ocupacional es el Decreto Ejecutivo No 2, emitido el 15 de febrero de 2008, que pone especial atención a la industria de la construcción y del cual se desprende el Reglamento de la Seguridad, Salud e Higiene en la Industria de la Construcción. Las autoridades competentes para esta ley son el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral -MITRADEL-, el Ministerio de Salud -MINSA-, la Caja del Seguro Social -CSS-, el Cuerpo de Bomberos de Panamá -CBP- y la Junta Técnica de Ingeniería y arquitectura -JTIA-.

Los aspectos más relevantes de este reglamento incluyen:

  • La exigencia de que todo proyecto de construcción contemple el plan y el presupuesto de seguridad e higiene laboral para implementarse en el mismo.
  • Dicho plan deberá fundamentarse en un estudio previo acerca de las condiciones especí cas de los proyectos que impliquen riesgos o peligros y la propuesta de las medidas preventivas para mitigarlos o controlarlos, debidamente presentadas en planos y grá cos. Dentro de este punto, se debe incluir la de nición y el presupuesto de la infraestructura para sanidad que resulte necesaria en la ejecución del proyecto: letrinas, comedores, disposición de aguas servidas y otros.
  • El plan de seguridad considera que un profesional de la construcción debe dirigir el proyecto, y que debe nombrarse a personas cali cadas para los siguientes cargos:
    1. Coordinador de seguridad. Un profesional que dirija la ejecución del plan de seguridad.
    2. Especialistas en seguridad y salud ocupacional para el establecimiento del equipo de protección personal y las acciones preventivas en diferentes aspectos del proyecto que generen riesgos, como el trabajo en altura, en espacios confinados y otros.
    3. Oficial de seguridad para proyectos de gran magnitud. Se establece uno o varios oficiales calificados que garanticen el cumplimiento de las normas de seguridad e higiene ocupacional. El mismo forma parte del MITRADEL, debe permanecer en el proyecto y su salario debe ser pagado por el propietario del proyecto o el constructor (Según el Decreto Ejecutivo No 15 del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral del 3 de Julio de 2007).

El incumplimiento de las normas de seguridad implica la sanción profesional por parte de la Junta Técnica de Ingeniería y arquitectura -JTIA- y la aplicación legal de multas que pueden aumentar según la reincidencia en las faltas.

El incumplimiento de la presencia permanente del oficial de seguridad también acarrea multas progresivas por reincidencia.

Por otra parte, existen otros decretos y legislación que rigen aspectos específicos de la ejecución de un proyecto de construcción como:

    • uso de barandas,
    • medidas en trabajos de soldadura,
    • medidas en trabajos de instalación de aires acondicionados,
    • presurización de escaleras,
    • protección contra radiaciones y
    • el sistema de prevención contra riesgos laborales que debe incluir:
    • 1. vigilancia del ambiente de trabajo, de las condiciones de seguridad e higiene y de los riesgos inherentes al trabajo;
      2. vigilancia de la salud de los trabajadores y atención de primeros auxilios;
      3. procedimientos seguros de trabajo y equipo de protección personal acorde con la actividad por desempeñar;
      4. plan de emergencia y evacuación en caso de desastres cuando así lo amerite.

Los comentarios están cerrados.