Medidas preventivas para el uso de andamios colgantes

  • Los andamios colgantes son aquellos que, generalmente, se utilizan en estructuras o edificios altos situados en calles de mucha circulación o en otras circunstancias en las que no es factible o económico erigir un andamiaje desde el suelo. Están suspendidas del edificio o estructura por medio de voladizos, carriles y ganchos de pretil.
  • Para instalarlos, es imprescindible que la fachada sea vertical (sin entrantes, salientes, balcones, etc.) y los pescantes se puedan anclar de manera segura en la parte superior de la edificación.
  • Los andamios colgantes móviles no deben tener más de 8 metros de largo. Muchas veces se usan de menor longitud, ya vienen prefabricados. Para que el andamio sea seguro, debe sostener una carga de trabajo de 180 kg/m2 (Montanaro, 1998).
  • Los pescantes para sujetarlo serán preferiblemente metálicos y estarán diseñados específicamente para esta función; si la fijación de cada pescante se efectúa anclándolo al forjado, se unirá como mínimo a dos nervios o viguetas.
  • Si el pescante se apoya mediante contrapesos, se usarán bloques especialmente diseñados para ello. Nunca se usarán como contrapesos sacos, bidones u otros materiales.
  • Además de los cables para ascender y descender, este tipo de andamios debe tener un cableado de seguridad que impida la caída de toda la plataforma en caso de rotura.
  • El montaje será realizado por personal especializado y antes de su primera utilización, se someterá a una prueba de plena carga con la plataforma próxima al suelo, esta prueba se hará con personal competente y se llevará registro de la misma.
  • La plataforma de trabajo o armazón debe inspeccionarse todas las veces que vaya a utilizarse y, por lo menos, una vez por semana. Se marcará en ella claramente la carga máxima de trabajo.
  • Los cables deben ser inspeccionados por personal calificado, al menos una vez cada seis meses.
  • El personal que trabaje en este tipo de andamios debe estar previamente capacitado; debe haber aprendido el uso del equipo y los dispositivos de seguridad; y tener un conocimiento práctico acerca de la carga máxima y los procedimientos de urgencia.
  • Las personas que sufran de vértigo o de cualquier enfermedad que les pueda provocar mareos no podrán realizar trabajos en estos andamios.
  • Nunca se debe superar la carga máxima para la que ha sido diseñado.
  • Recuerde que para trabajar en andamios colgantes hay que usar arnés o cinturón de seguridad con línea de vida bien sujetada al edificio.
  • Para entrar y salir de la plataforma, nunca deben utilizarse los cables de suspensión.
  • Se suspenderán los trabajos los días de fuerte viento (superior a 45 km/h) o cuando las condiciones meteorológicas así lo aconsejen.
  • En el caso de andamios eléctricos, cuando se terminen los trabajos, se deberán dejar en posición “fuera de servicio” y cortar la alimentación eléctrica desde el cuadro de distribución.