Evaluación de los riesgos

En el presente Manual se exponen los principales riesgos por enfrentar en un proyecto constructivo, pero es necesario que cada constructor realice una evaluación propia, a fin de tomar las medidas que sean necesarias.

Un riesgo es todo daño o perjuicio potencial que exista para las personas en una situación dada. Debe considerarse que toda actividad humana, por muy simple que sea, conlleva un riesgo, ya que la actividad exenta de ello representa la inmovilidad total (Tapia, 2013).

Dentro de los recursos que puede utilizar un profesional se encuentra la “Matriz de riesgos”, donde se evalúan diferentes riesgos según la probabilidad de ocurrencia y la gravedad de sus consecuencias.

  • La probabilidad de que un incidente ocurra se establece a partir de qué tan frecuente es la tarea que origina el riesgo, y se clasifica en baja, media y alta probabilidad.
  • El daño o consecuencia se refiere a la gravedad del mismo. Un daño ligero incluye lesiones menores; un riesgo dañino incluye fracturas, quemaduras o lesiones medias; y un riesgo extremo puede implicar lesiones graves, invalidez o muerte.

A partir de la combinación de estas dos variables, se establece la matriz de riesgos, para evaluarlos y tomar las medidas respectivas (Fernández, 2013).

Matriz de evaluación de riesgos