Equipo de protección personal en la construcción

equipo-de-protección

El equipo de protección personal es toda vestimenta o accesorio diseñados para proteger a los colaboradores en el lugar de trabajo, de lesiones o enfermedades serias que puedan resultar del contacto con peligros químicos, radiológicos, físicos, eléctricos, mecánicos u otros.

El equipo de protección personal incluye una variedad de dispositivos y ropa tales como caretas, gafas de seguridad, cascos y zapatos de seguridad, overoles, guantes, chalecos, tapones para oídos y equipo respiratorio.

Es responsabilidad de toda empresa proveer el equipo que sea necesario, a partir de los riesgos que los colaboradores enfrenten, según la función que desempeñen en el lugar de trabajo.

Asimismo, es primordial que los colaboradores sean instruidos y orientados sobre el uso correcto del equipo de protección personal y bajo qué circunstancias es imprescindible que se utilice.

Los colaboradores por su parte tienen la obligación de portar el equipo de protección personal según la normativa de uso y en todas aquellas funciones en las que sea requerido.

(Departamento del Trabajo de los Estados Unidos, 2010)

Captura de pantalla 2017-11-10 a las 11.26.26 a.m.

Los tipos de protección general que se pueden encontrar son:

  • Visual: esta puede ser tan específica como unas gafas sencillas de seguridad hasta caretas especiales con filtros.
  • Auditiva: se pueden encontrar
  • Respiratoria: La protección respiratoria va desde mascarillas sencillas para bacterias o microbios, respiradores 
con filtros especiales para partículas o gases hasta mascaras completas que cubren ojos, nariz y boca, o en 
algunos casos, oídos.
  • Tacto: a este grupo corresponde todo el equipo que protege la piel, se clasifica en protección para extremidades 
inferiores y extremidades superiores. Se encuentran equipos puntuales para las áreas en mención e inclusive trajes de cuerpo completo.

Para el trabajo nocturno se emplean equipos de protección personal similares a los que se emplean en el día, tal y como cascos, chalecos, botas de seguridad, respiradores, lentes plásticos u otros. Sin embargo, la principal característica que se debe considerar, a pesar de que exista una iluminación adecuada en las áreas de trabajo y sobre todo, si se trabaja a la intemperie, es el que los equipos de protección personal como el casco o el chaleco posean una cinta fotolumiscente. 
En el artículo “Materiales Inteligentes” del sitio inteligentes.org, se describe la fotoluminiscencia como un principio básico en el cual los átomos de un cuerpo absorben energía a causa de la colisión con sus protones durante una excitación, emitiendo un exceso de energía en forma de fotones. Pueden encontrarse dos tipos, la fluorescencia que es a través de la provocación a los electrones y la fosforescencia que necesita de una fuente de luz constante para reflejarse.

Las características que debe poseer un equipo de protección son:

  • Durabilidad: que sea de buena calidad bajo estándares generales de fabricación y materiales adecuados.
  • Caducidad: todos los materiales tienen una fecha de caducidad, por lo que es necesario verificar cuál es la 
fecha máxima que recomiendan para uso.
  • Buen estado: a pesar de la caducidad, las propiedades de protección se van reduciendo por el uso, por lo 
que el equipo debe evaluarse periódicamente. Algunas formas de desgaste son: debilitamiento del material, 
decoloración, presencia de partículas, rajaduras o grietas y empañamiento, entre otras.
  • Funcionalidad: el equipo de protección personal debe ajustarse al cuerpo, no el cuerpo ajustarse al equipo.
  • Adecuación: el equipo de protección debe ser adecuado para cubrir las necesidades de acuerdo con el riesgo 
y la exposición que se tendrá.

Equipo de protección personal EPP